Carisma y magnetismo social para mortales.

BARRERAS QUE DAÑAN NUESTRO CARISMA Y MAGNETISMO SOCIAL .

MALESTAR INTERIOR. Cómo eliminarlo para dar lo mejor de nosotros a los demás.

Sentir cierto malestar interior podría dañar nuestro carisma si no lo aceptamos como un simple aviso que nos hace ver cuando algo no funciona como debería en nuestra vida. El malestar interior no es más que una alarma interna que nos previene e incita para que cambiemos ciertas circunstancias o situaciones, o para que tratemos de gestionarlas de otra forma distinta a la que lo hemos estado haciendo.

NO HAY NADA MÁS ATRACTIVO PARA LOS SERES HUMANOS QUE CONOCER A UNA PERSONA QUE TRANSMITE BUENAS ENERGÍAS Y VIBRACIONES A SU PASO.

Todo podemos ser esa persona si corregimos nuestra actitud y la declinamos hacia el lado optimista, alegre y constructivo de la vida. La vida en si ya es demasiado exigente como para que otras personas, de forma consciente o inconsciente, sigan alimentando con negatividad y ofuscación ese lado oscuro que la propia vida a veces nos invita a observar.

No debemos rechazar ciertos estados de malestar o incluso negatividad que a veces sintamos. Se trata de observarlos y comprenderlos como algo que forma parte de la propia experiencia de vida y que no debe condicionar nuestra visión general y positiva de la existencia.

Las emociones humanas incómodas son naturales y las podemos considerar como un legado más de nuestro instinto de supervivencia. Todos las seguiremos experimentando de vez en cuando en el transcurso de nuestra vida. Lo que nos causa dolor es vivir instalados en el drama de forma permanente. Pero eso es algo que a nuestra mente pensante le interesa que así sea, pues ella solo piensa en modo “supervivencia”.

Lo que sucede es que nosotros somos algo más importante que nuestra mente pensante y es hora de que comiences a entenderlo.

Desdramatizar nuestras experiencias y pensar que las preocupaciones de la vida simplemente forman una parte común a la propia experiencia humana, nos ayudará a entender mejor nuestra existencia y su significado.

Tú no eres tu cuerpo ni tu mente.

Tú eres un ser superior que de momento se mantiene “encasillado” en un cuerpo humano que  vive una experiencia física, pero que en esencia es mucho más que todo eso.

Una de las mejores técnicas que conozco para superar impedimentos y barreras, es pensar y conocer la historia de otras personas que hayan pasado por parecidas vivencias que estemos atravesando nosotros, especialmente si es alguien a quien admiramos. Trata de observar cómo han reaccionado ellas ante tales hechos.

LOS SERES HUMANOS NECESITAMOS SENTIRNOS CONTINUAMENTE INSPIRADOS.

A veces, en determinadas circunstancias emocionales y complejas de gestionar, cuando la inspiración no acaba de salir de nosotros mismos, será fundamental ir a buscarla fuera en otras “personas espejo” para nosotros. No temas el hacerlo, pues están ahí para mostrarnos que se puede, y que si ellas han sido capaces, nosotros también lo seremos.

Habrás escuchado tantas veces la expresión “mal de muchos, consuelo de tontos” y es algo que tiene todo el sentido del mundo, pero a veces recordar que no estamos solos en nuestra experiencia negativa y que otras personas están pasando por lo mismo que nosotros en ese momento (en lugar de pensar que sólo nosotros tenemos que “lidiar” con ella) nos hará comprender que son sensaciones y situaciones normales dentro de la experiencia humana. Se trata de humanizar nuestras circunstancias de vida, sean las que sean. Esa acertada y objetiva visión nos permitirá considerar nuestras experiencias como una carga compartida por muchos.

CARISMA Y MAGNETISMO SOCIAL NIVEL AVANZADO.

¿QUIERES SER CARISMÁTICO PARA OTRAS PERSONAS?

CONSEJO: DEJA A UN LADO LA NEGATIVIDAD.

Si has entendido el mecanismo que emplea nuestra mente pensante para tratar de “protegernos” de lo “peligroso” que es vivir, ya sabrás que el 90% de los pensamientos negativos que genera, no son verdad.

Por si aún no te has dado cuenta, vivimos inmersos en la “era de la seguridad”. Nuestro mayor peligro en la actualidad tiene nombre y apellidos y lo puedes ver todas las mañanas en el espejo mientras te peinas (quien aún tenga la suerte de mantener su cabellera al viento). Ya no hay leones al acecho ni caníbales hambrientos dispuestos a devorarnos y darse un festín a nuestra costa en la cena.

Lo más probable es que vivas al menos ochenta o noventa años. Ahora sorteamos otros peligros diferentes. Muchos llevan corbata y nos dan órdenes todas la mañanas a parte de un sueldo a fin de mes para poder seguir sobreviviendo en esta “jungla”. Otros se encuentran tan cerca de nosotros que incluso duermen todas las noches a nuestro lado (creo que sobran los detalles).

Encaramos el supuesto año 2018 (según no sé quién) vacios de valores, de integridad  y de ideas definidas respecto a nuestra esencia más pura y sincera. Vivimos llenos de ansiedad, ira, resentimiento y queja. Nos hemos convertido en una especie de animal apesadumbrado, incapaz y triste. Hemos eliminado de una tajada nuestro gran potencial universal.

La visión que nuestra mente tiene de la realidad que vemos cada día se encuentra absolutamente distorsionada. Y lo peor de todo es que esa distorsión tiene un sesgo hacia lo negativo. Esto se debe principalmente a la forma obsoleta de funcionar que tiene nuestro cerebro primitivo, el cual permanece equivocadamente concentrado en el peligro en la era de la supuesta seguridad. De ahí que no valoremos lo suficiente los aspectos positivos que sin duda hay en nuestra vida.

Es como si inconscientemente creyéramos de forma automática que todo lo positivo que sucede en nuestra vida es un derecho adquirido al nacer o un seguro que contratamos cuando venimos aquí. Realmente es así como funciona nuestro cerebro.

Otro grave error de la mente es creer que somos lo que pensamos. Cuando llegan a nuestro cerebro  inoportunos pensamientos, rápidamente nos situamos en modo negativo o pesimista y vemos la vida como un túnel sombrío y tenebroso.

Pero lo cierto es que ni somos nuestros pensamientos ni las circunstancias que nos suceden. Debemos aprender a desapegarnos de nuestros pensamientos y tratar de verlos como algo que está ahí pero que no tienen el poder de cambiar nuestra esencia más pura, ya que nosotros somos infinitamente mucho más que cualquier cosa que nuestra mente rumiante se encuentre pensandode nosotros en este instante.

Por lo tanto y para finalizar:

• No des por sentado que tus ideas son verdaderas y exactas porque pueden no ser válidas.

TOMA CONSCIENCIA DE QUE POSEES EN TU INTERIOR EL PODER DE ASUMIR O NO CUALQUIER IDEA O PENSAMIENTO QUE EXISTE EN EL UNIVERSO. PERO HE DE DECIRTE QUE NUNCA SERÁS ESA IDEA O ESE PENSAMIENTO, PUES TÚ YA ERES TODO. (Tú eres el mismo Universo)

NADA SE ENCUENTRA SEPARADO DE TI.

TÚ ERES LA FUENTE DE TODO.(Comienza a ver el universo en ti e integra dentro de tu ser todas las posibilidades).

TÚ ERES EL UNIVERSO Y PUEDES SER LO QUE DESEES SER EN CADA INSTANTE DE VIDA.

Ten en consideración siempre que podemos estar pasando por alto una gran cantidad de elementos positivos que sin duda están sucediendo en nuestra vida y que no estamos prestando la atención que merecen ni valorándolos como deben ser valorados (Piensa en tus seres queridos, tus amigos, el tejado que te refugiará esta noche del frío o en la comida que harás en un rato)

Es simple consciencia del regalo que recibes cada día, cada hora, cada minuto y cada segundo en el que puedes volver a respirar, amar y sonreír. Os dejo un enlace a mi libro EL CARISMA TAMBIÉN SE APRENDE

¡¡FELIZ VIDA!!

Me encantará leer vuestros comentarios abajo 😉   GRACIAS.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    1. Nadie nace carismático. El carisma no es una cualidad personal intrínseca o un “súper poder” mágico que solo es otorgado a unos pocos privilegiados. La personalidad carismática reune unas habilidades determinadas que se pueden aprender con interés y por supuesto, actitud. En estos momentos me encuentro inmerso en la creación de un nuevo libro basado en la posibilidad que cada persona posee a la hora de convertirse en alguien más carismático y atractivo para los demás. Os mantendré informados cuando lo tenga terminado y listo para su publicación.
      ¡Gracias por tu comentario! 😉