Cómo dirigir mi vida. Diario de LuisGarre.

Cómo dirigir mi vida.

¿Cómo dirigir mi vida? Voy a ayudarte con este post.

Aunque te cueste creerlo, toda relación en tu vida es posible de ser sanada, pero siempre comenzará por ti. Necesitas de tu sinceridad y honestidad mayor. Lo que sí puedes controlar en tu vida es todo lo que depende de ti, de tus acciones, de tu interés, de tus decisiones. La clave se encuentra en tus reacciones. Son ellas las que te harán un ser desdichado o feliz. Si aprendes a dominar tus reacciones, dominarás tu vida y todo lo que acontezca en ella.

Otra clave esencial son tus elecciones o decisiones. Comprueba si tus decisiones te hacen infeliz o realizado. Si sucede lo primero, debes cambiar de decisión cuanto antes. Si la consecuencia de tu decisión te permite alinearte con tu felicidad interior, sigue hacia delante. Tenemos que aprender a dominar nuestras reacciones, pero esto es algo complejo, pues estamos acostumbrados a tomarnos cualquier cosa como algo personal, como un ataque hacia nosotros. Y por lo tanto vivimos en permanente estado de defensa y miedo.

Cómo dirigir mi vida.

Cuando afrontamos la vida desde el ataque personal o la defensa hacia nuestra persona, vivimos con dolor y miedo permanente. Lo cual no hace cometer muchos errores sobre la marcha. Nuestra mente está programada protegernos y nos han enseñado a percibir el peligro o la amenaza. Existe una gran diferencia entre ver la vida sin juicios (como realmente deberíamos de verla) u observarla a través de nuestras opiniones, preferencias e intereses personales.

Cómo dirigir mi vida.

Cuando alguien nos insulta por la calle y se va, tenemos varias opciones o reacciones distintas, de las cuales podemos seleccionar la que queramos. Una es creer a ese ser y pensar que somos el insulto que nos ha dicho. Otra es reaccionar insultando, agrediendo o persiguiendo a esa persona para tratar de resolver esa reacción de ira, rabia, dolor o miedo. Y la última es ignorarlo y continuar la marcha. Lo cierto es que esa persona te está enfrentando a tu propio veneno, dolor o miedo emocional porque has sido el primero con el que se ha cruzado en ese momento por la calle. Pero no tiene nada que ver contigo. Si eres capaz de ver esa verdad, no reaccionarás. Pensarás en el sufrimiento que debe guardar dentro esa persona, pero no lo tomarás como algo personal.

Nuestro ego toma todas las cosas de forma personal y provoca nuestras reacciones más perjudiciales. Nuestra reacción inmediata hace que no veamos lo que realmente está ocurriendo en la situación real. Nuestras reacciones equivocadas se han convertido en malos hábitos para nosotros, porque estamos acostumbrados a reaccionar así desde siempre.

Cómo dirigir mi vida.

El reto se encuentra en cambiar nuestras reacciones a partir de ahora. Arriesgas y optar por reacciones diferentes a las que has llevado a cabo toda tu vida. Una vez que hemos ganado en consciencia, tenemos la decisión de elegir nuestra reacción ideal. Depende de nuestro libre albedrío y capacidad de autocontrol emocional. Cuando somos conscientes de la libertad que el libre albedrío nos regala, tenemos la posibilidad en nuestra mano de ser quienes realmente somos y dejar de fingir, aparentar o reaccionar de una manera diferente a quienes somos.

No eres responsable de lo que sucede en el mundo, eres responsable de ti mismo. No has venido con la gran misión de cambiar el mundo y la sociedad, tu misión es hacerte feliz. Por lo tanto debes ganar consciencia de tus creencias, victimismo, juicios y reacciones.

Debe ser sincero en cuanto a tu felicidad y no proyectar una imagen distinta de la felicidad que deseas. Desde la aceptación personal somos capaces de lograr los cambios que deseamos en nuestra vida. Tu valor lo define el amor que te tengas a ti mismo. Cuando no nos gustamos a nosotros mismos, optamos por las drogas para olvidar en lo que nos hemos convertido. Este el error más común de las personas que se encuentran sufriendo y no están afrontando su propia verdad con honestidad para cambiarla.

Deja de esquivarte, deja de rechazarte, deja de mentirte y ve a por la vida que deseas. Se quien eres y afronta tu vida. Para eso estás aquí. Para quererte, amarte y disfrutar del aprendizaje.

Esto es Sabiduría Espiritual para tu Vida diaria y yo soy LuisGarre.

Sígueme en instagram para seguir leyendo reflexiones que te hagan pensar.

Feliz Vida.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.