¿Cuál es el PROPÓSITO de mi VIDA?

¿Cuál es el PROPÓSITO de mi VIDA?

Si te preguntas cual es el propósito de tu vida, quédate.

La clave de tu vida es atender a tu ser interior, hablar con él y preguntarle si está bien, si está viviendo la vida que quiere vivir y si siente que lo que está haciendo en el mundo ahora es justo lo que ha venido a hacer aquí o no. Es posible que si te haces estas preguntas de forma sincera y honesta contigo mismo, quedes desorientado, con falta de respuestas o pensativo.

Lo cierto es que casi nadie conoce su verdadera misión en la tierra. Muchos aparentan que saben lo que quieren y que tienen su horizonte claro, pero después hablas con ellas y pronto descubres que nada más lejos de la realidad. Detrás de su fachada perfecta se esconden grandes inseguridades, miedos no resueltos, sufrimiento y mentira. Pero el mundo de la materia nos embauca, nos persuade y nos acaba confundiendo hasta llegar a desconocer por completo y en medio del teatro de la vida, nuestra verdadera identidad espiritual.

¿Cuál es el PROPÓSITO de mi VIDA?

Lo cierto es que casi nadie conoce su auténtica misión en la tierra y todos la vamos descubriendo poco a poco con las experiencias de vida, las decisiones erróneas y acertadas, pero sobre todo a través del mejor ejercicio espiritual que podemos hacer como seres humanos; atender a nuestro ser interior.

Los pocos que ya conocen su tarea espiritual son grandes afortunados y van ligeros por la vida, casi flotando, felices, completos y dichosos, pero sobre todo en paz con ellos mismos. Los podemos identificar por la luz que desprenden con su mirada, su sonrisa o su sola presencia.

¿Cuál es el PROPÓSITO de mi VIDA?

Tu trabajo en la vida es encontrar tu paz interior, tu quietud y tu luz. Y eso requiere de autoconocimiento espiritual y de saber quién eres en realidad. También de entender cual es tu tarea esencial en el mundo de la materia.

Mi mensaje para ti, si aún no conoces tu tarea vital, es que continues indagando sobre ti, sobre tus metas, tus gustos e intereses más intensos. Que continues conociéndote y aprendiendo de todo y de todos. Que sigas fluyendo con lo que va ocurriendo a tu alrededor y que sigas descifrando tu vida mientras la vives de forma plena. Que no te preocupes si no conoces aún tu porque. Que el juego de la vida consiste en eso precisamente, en reencontrarnos con nosotros mismos y en conocer para qué estamos aquí.

Que cuanto más aceptes, fluyas y aprendas de tu experiencia presente, antes descubrirás lo que te hace sentir bien y te gusta, también lo que te aporta bienestar interior. Mientras tanto continúa amándote, aprendiendo de cualquier cosa, persona o animal. Luchando por aquello que deseas lograr y sirviendo de ejemplo al mundo con tu humilde y gran presencia. Recuerda que incluso aunque creas que tú no tienes un porque definido o una misión importante, la tienes igual que todos.

¿Cuál es el PROPÓSITO de mi VIDA?

Tal vez pienses que tu misión espiritual o tu “gran porque de vida” consiste en algo increíble, en una labor a gran escala, en un trabajo con repercusión mundial, en liderar un gobierno o un país, en inventar la cura de una enfermedad, en conseguir que desaparezcan las guerras y los conflictos entre personas, en ser la próxima estrella del deporte, de la música o de las letras… Si estás pensando así, es probable que no seas tú quien lo esté haciendo, sino tu ego. Y con esto no estoy diciendo que no puedas ser tú el siguiente líder humano el gran gurú del emprendimiento o la gran estrella del rock. Sin duda tienes la misma capacidad y talento que otros seres humanos que han llegado a lo más alto en cualquiera de sus propósitos.

Pero quizás tu gran tarea espiritual, el sentido de tu existencia física no tenga nada que ver con los focos que tal vez hoy te alumbren cuando salgas a escena, ni con los aplausos que es posible que recibas gracias a aquella actividad que haces.

¿Cuál es el PROPÓSITO de mi VIDA?

Es probable que tu misión en la tierra sea la de ser un buen padre para tus hijos, sacar adelante a tu familia mientras madrugas y vas a tu puesto de trabajo cada día, servir de ejemplo a las personas que te conocen con tu propio ejemplo, emprender tu pequeña o gran empresa, perseguir aquello con lo que sueñas sin desistir jamás en el intento, hacer la vida más sencilla a los que te rodean con tu optimismo, amabilidad o generosidad, servir de ayuda a otros seres humanos con tu talento o habilidad particular, demostrar que es posible otro estilo de vida con tus propias acciones personales, no caer en las garras de la corrupción, la avaricia, los celos, el engaño, la crítica o el ego…

Tal vez tu gran misión sea la de ser quien estás siendo hoy ante el mundo. Simplemente ser tú, auténtico, transparente, bueno, buena, humano y espiritual.

Esto es Sabiduría Espiritual para tu Vida diaria y yo soy LuisGarre.

Sígueme en instagram para estar al día de las próximas clases, vídeos, libros y cursos.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.