EL EGO Y EL VALOR ERRÓNEO DE LA PERFECCIÓN.

¿Qué es el ego? ¿Que quiero decir con el valor erróneo de la perfección?

La búsqueda permanente de la perfección es una imposición social aceptada por muchos. Y lo peor es que ha calado muy hondo en nuestra forma de entender la vida.

Queremos tener un buen trabajo y realizarlo eficientemente, ser los mejores padres, tener una gran casa con piscina junto al mar, realizar actividades de todo tipo y de manera gratificante, etc… y así podría continuar horas escribiendo ¡La lista sería inagotable! A su vez prestamos especial preocupación y atención a las marcas propias de la edad en nuestra piel, llegando a realizar en nuestro cuerpo verdaderos estragos físicos a través de cirugías agresivas, innecesarias y contraproducentes para la salud. Con la única y lamentable intención de intentar disimular lo extraordinariamente bonito y natural que lleva consigo el proceso de envejecimiento natural del ser humano.

EL EGO Y LA TRAMPA.

Nos hemos vuelto “seres de apariencia”. No aceptamos nuestros defectos físicos y estéticos. Tampoco el proceso natural de la vejez. Queremos ser los más guapos, los más altos y los más ricos. Constantemente estamos comparándonos con nuestros vecinos, familiares y amigos. Caemos en el grave error de creernos que somos lo que poseemos a nivel material. Pero todo esto es producido una y otra vez por nuestro ego, que no es más que una falsa, errónea y perjudicial percepción personal de la realidad, la cual nos desvía del auténtico camino del crecimiento.

HUYE DE TU EGO. La perfección: Querer ser perfectos es el primer paso hacia el abismo de la infelicidad

El verdadero valor de la imperfección comienza a entenderse cuando aprendemos a reconocerla y aceptarla. Aunque esta aceptación resulta muy complicada de conseguir, debido a la vanidosa y soberbia condición humana. Lo cierto es que si queremos ser más sabios, debemos aprender a vivir en armonía y respeto con la imperfección, pues de ella nace el sentimiento de unión hacia todas las personas que formamos parte de la humanidad. La imperfección nos recuerda que somos uno en la unidad universal. Mientras nos encontramos en el proceso de vivir, también nos situamos en el proceso de la perfección, que vamos incorporando poco a poco a la imperfección que conlleva la vida.

Dentro de cada uno de nosotros se encuentra la auténtica perfección en forma de luz espiritual. Así que, si eres de los que de forma errónea está buscando la perfección en el exterior, deja de hacerlo, pues se encuentra mucho más adentro de lo que piensas.

TU LUZ INTERIOR ES LA PERFECCIÓN EN ESENCIA.

Cuando entendamos esta verdad y obramos en consecuencia compartiéndola con el mundo exterior como nuestro regalo para el planeta, nos daremos cuenta de que el proceso de la creación en sí es la perfección.

Gracias a nuestras imperfecciones hemos aprendido la ACEPTACION de errores propios y el perdón hacia los demás.

En mi libro “VUELVE A SER TU” tenéis un manual completo para reencontraros con vosotros mismos para siempre fuera de lo que dicta la sociedad.

Para concluir el artículo, os presento aquí uno de los mejores autores que conozco divulgando como ser felices siendo imperfectos o sin depender de ninguna circunstancia externa, sea la que sea ¡Disfrutarlo!  rafael santandreu

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.