Espiritualidad, este no es solo un libro de espiritualidad. TRAMPOLÍN HACIA LA LUZ

En un día cualquiera en el que salgas a dar un paseo por tu ciudad podrás ver a personas estancadas, hastiadas de su vidas, “dormidas”e inoperantes. Sus malos hábitos son los que les han llevado hasta el momento en el que se encuentran. Su espiritualidad ha dejado de aflorar y viven una vida confusa, enferma y decadente. Han decidido rendirse. Se sienten abatidos. Dejan pasar sus días entre la indiferencia y resulta extremadamente triste presenciar tales escenas en las calles de nuestras ciudades o poblaciones. Estas personas son consumidores de sustancias estupefacientes y alcohol. Sus mentes se encuentran infectadas y cuando esto ocurre, por desgracia es muy difícil retornar a la claridad y a la luz.

La tentación…

La tentación está ahí fuera. Existe en forma de drogas para intentar evadirse de una realidad antes de afrontarla y superarla con valor. De lujuria erróneamente entendida cuando se realiza utilizando la mentira hacia tu propia pareja. A través de la gula y el descontrol alimenticio e insano que provoca graves enfermedades en el cuerpo. En forma de codicia y de querer conseguir más dinero a costa de quien sea y como sea, aún cuando las formas de hacerlo sean ilegales o perjudiciales para otros.

El valiente es el que equilibra su vida a través de la moderación. El inteligente sabe que ningún extremo es bueno, por bueno que este sea.

El espíritu de las personas sanas disfruta de consciencia plena y se encuentra potencialmente “activo” y “sano”. Esos son los espíritus preparados para crecer y servir de ayuda a los demás con su existencia.

LAS MALAS CONTUMBRES CON TU CUERPO SON INCOMPATIBLES CON UN BUEN ESPÍRITU.

Espiritualidad.

QUE HACER PARA NO CAER EN LOS MALOS HÁBITOS.

1. IDENTIFICARLOS. Igual de mal nos puede llegar a hacer obsesionarnos por mantener una vida saludable hasta el extremo, como llevar una vida insana y perjudicial.

2. POTENCIAR NUESTRA FUERZA MENTAL. Debes trabajar la mente al igual que trabajas tu cuerpo en el gimnasio. No te puedes apuntar a un gimnasio mental, pero sí puedes crear tu propio rincón personal para trabajar la disciplina del buen pensamiento a través de la meditación diaria y la reflexión profunda, para saber quién eres en realidad y si te estás engañando o no en algún aspecto de tu vida o de tu personalidad. A través de la humildad reconoce tus defectos, limitaciones y errores. Proponte corregirlos de una forma diaria. Crea el hábito del reconocimiento y trabaja en la solución.

3. AFRONTARLO. Entender que estamos haciendo algo que nos perjudica, será el primer paso para poder eliminarlo de nuestro estilo de vida.

4. CUIDA TUS RELACIONES Rodearte de personas sanas, alegres, positivas y fuera de toda influencia negativa te motivará y ayudará a tratar de seguir sus pasos. Si tienes que imitar a alguien, hazlo con las personas que admiras por su bondad, su actitud ante la vida, su personalidad o su buen corazón. La influencia de los amigos, parejas y familiares son muy importantes para no caer en oscuras prácticas.

5. SI HAS IDENTIFICADO TU MALA COSTUMBRE Y ESTÁS SEGURO O SEGURA DE QUE QUIERES CAMBIARLA Y ELIMINARLA DE TU VIDA, DÉJATE AYUDAR. Cuéntalo a tu amiga o amigo más íntimo. Pide consejos, habla con expertos y no lo ocultes. Sácalo a la luz y pide la ayuda que sea necesaria. No te imaginas lo que a la gente le puede llenar el hecho de ayudar a los demás, tanto que ni ellos mismos lo saben. A la vez que te prestan su ayuda, ellos reciben la recompensa del que ayuda. Dar amor y servir de ayuda a los demás de forma desinteresada es terapéutico y sanador, mucho más que cualquier medicina.

TRAMPOLÍN HACIA LA LUZ
¿Quieres saber más? Pincha aquí: http://amzn.to/1WKBEtc

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    1. Gracias!! 😉 Esos son los pasos adecuados, primero conocernos e identificar lo que nos está causando mal, para después poder sanar y sacar a la luz nuestro ser espiritual.