La Intuición y como agudizarla para confiar en ella y vivir la vida deseada.

¿Qué es eso que llamamos intuición? ¿Es un sentido más que poseemos las personas? ¿Es algo irreal? ¿Crees en ella? ¿Funciona como guía?

Existen muchas dudas y cuestiones sobre la intuición.

Yo diría que la intuición es el sentido que se encuentra a medio camino entre el plano físico y el espiritual o metafísico. Al igual que la vista, el tacto, el olfato, el gusto o el oído son sentidos para el mundo físico, la intuición es el sentido que enlaza un mundo con otro y que a su vez nos sirve de gran ayuda para resolver las circunstancias que aparecen en nuestra vida terrenal.

Muchas personas siguen sin darle el valor que merece  la intuición. Pero si empezamos a creer en ella y a escucharla atentamente, nos enseñará las soluciones correctas, caminos adecuados y decisiones acertadas.

Incluso la ciencia se rinde a la intuición. Los estudios científicos han confirmado que en un 90% de casos, el instinto acierta.

Según esos estudios, la mente tiene infinidad de experiencias grabadas en su subsconsciente. Desde que nacemos hemos experimentado muchos sucesos, tanto buenos como malos. Todas esas experiencias se nos han quedado retenidas en la memoria y a veces no sabemos por qué, pero tenemos la “sensación interna” de que una persona no es fiable o intuimos que algún suceso saldrá mal si tomamos “x” decisión. Quizás porque alguna vez conocimos a alguien con esos rasgos y no resultó ser buena persona o porque en un momento pasado tomamos alguna decisión similar que salió mal y nuestra mente guarda ese recuerdo para protegernos de situaciones parecidas.

La mente tiene mucha información y de gran valor. Posee un aprendizaje consciente e inconsciente que se ha ido formando a base de vivencias, las cuales ayudan a que la intuición más cercana a la versión científica cobre fuerza. Esta conclusión científica tiene su lógica y parece una teoría bastante razonable para proporcionar a la intuición la importancia que merece a la hora de decidir acertadamente.

Para la ESPIRITUALIDAD la intuición es parte de nuestra sabiduría interna, de nuestro yo interior más sabio y más cercano a la consciencia superior y creadora. Es la voz del alma, la voz creativa de nuestro ser superior.

Por desgracia, la mayoría de las personas no atienden a su intuición porque no tienen fe en ella o la consideran ineficaz para poder resolver sus problemas. Esta creencia hace que dejen de percibirla por reconocerla como ineficaz, irreal o por desconfiar de ella. Al estar la mente llena de pensamientos, preocupaciones, distracciones, etc…estas personas han perdido la unión con su sentido más espiritual.

Protege tu intuición y dale el valor que merece pues ella nunca falla.

TÉCNICAS PARA POTENCIAR LA INTUICIÓN

A través de la meditación y la calma aparece y se agudiza la intuición.

Mi recomendación es que trates de tranquilizar tu estado mental y calmar los pensamientos negativos diarios que llegan a tu mente. Y veréis casi por arte de magia aparecer en vuestra vida la preciada intuición que todos poseemos dentro de cada uno de nosotros. La intuición siempre ha estado ahí, en nuestro interior. Sirve para guiarnos en el mundo exterior de las “ilusiones materiales”. Pero debido a las distintas distracciones mentales que tenemos a causa de las preocupaciones que aparecen en nuestra vida y junto al aumento del estrés diario al descuidar y dejar de lado las técnicas rutinarias para conseguir una buena calma mental, nuestra intuición se vuelve densa y perdemos la sensibilidad necesaria y la claridad mental suficiente como para poder escucharla y seguirla.

Una vez que te encuentres en un estado de calma y tranquilidad es hora de hacerte esas preguntas a las que quieres encontrar respuesta en tu vida. Y escucha las primeras respuestas que lleguen a tu mente, es muy probable que sean las acertadas.

Escucha tu voz interior.

Siente la sensación que produce dentro de ti cada decisión que tomas. A veces tomamos una decisión que nos hace sentir mal de alguna u otra forma. Es fácil saber si es buena o mala para nosotros. Si cuando tienes que tomar una decisión importante sientes que alguna de las opciones que tienes para decidir no te hace sentir bien, entonces no es la correcta. En realidad la brújula interior que todos poseemos es bastante clara y deja su huella en nosotros a través de sensaciones. Solo será necesario agudizar nuestro sentido de la intuición a través del mantenimiento de un estado mental sereno y confiado.

Aumenta tu AUTOESTIMA.

Tener un autoestima alto y desarrollar una gran confianza en uno mism@ son dos de las grandes herramientas que existen para desarrollar y perfeccionar nuestra intuición. Para mejorar nuestro autoestima, nada mejor que marcarnos objetivos y ponernos en marcha para cumplirlos. Las metas y los objetivos nos mantienen vivos y conectados a la vida.

Analiza tus puntos fuertes o fortalezas. Absolutamente todos los tenemos, pero debemos conocerlas mediante la reflexión interior mientras nos hablamos a través de nuestra voz interior y realizamos ejercicios meditativos y relajadores. En esos momentos de intimidad con nosotros mismos es adecuado preguntarse a uno mismo en que soy bueno o mejor que la media y cuáles son mis puntos débiles. Siendo sinceros y objetivos con nuestras verdaderas virtudes y defectos, el camino se volverá visible. Debemos aceptarnos tal y como somos. Confía en tu potencial.

A partir de una buena rutina diaria de ejercicios relajatorios y reflexivos, desarrollaremos verdaderas fortalezas mentales que nos harán aumentar nuestra confianza y autoestima.

Cuando te propongas retos, recuerda que deben ser alcanzables, pues se trata de cumplir con lo que nos proponemos. Eso hará que nuestra autoestima aumente.

Sé humilde y acepta que las cosas no siempre son o salen como nos gustaría. No pasa nada. Es la vida en esencia y la amamos de igual manera. Esa actitud eleva nuestro ser y nos hace crecer y hacernos más fuertes para poder alcanzar nuevos retos.

Todos hemos logrado cosas importantes en la vida.

Vuelve a recordarlas y dale el valor que merecen, pues en muchas ocasiones quitamos valor y mérito a éxitos conseguidos porque ya forman parte del pasado o simplemente porque los hemos olvidado.

Recordar quiénes éramos y quien somos ahora es muy importante para reforzarnos anímica mente.

Este es el libro que os recomiendo para enriquecer el alma y pacificar nuestro ser interior. Es uno de los últimos libros que escribió Wayne Dyer antes de despedirse del mundo físico. Uno de los autores referencia en la historia del crecimiento personal y espiritual. Espero que lo disfrutéis como yo lo he hecho. La fuerza del espíritu: Hay una solución espiritual para cada problema (CLAVE)

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.