Recupera tu esencia verdadera antes de que sea demasiado tarde.

Al final de tus días en la tierra una reflexión interior marcará tu propio balance personal de lo que ha sido y significado para ti tu existencia y tu aportación a la humanidad y al planeta donde has vivido durante todos tus años de vida. En ese cómputo final te preguntarás si realmente has vivido la vida tal y como tú has querido o si por el contrario, no has tenido el suficiente coraje y valor de haber vivido fiel a ti mismo/a y no como otros esperaban o querían para ti.

Si sientes en tu interior que no estás siendo fiel a tu esencia verdadera o te encuentras perdido/a viviendo la vida que otros egoístamente y de forma interesada quieren que vivas, DESPIERTA DE UNA VEZ ANTES DE QUE SEA DEMASIADO TARDE. Llegará un día que pienses con tanta claridad que sabrás perfectamente que tipo de vida has vivido. En ese día ya no existirá el miedo para ti, ni el temor de ser tú mismo/a, pero puede que ya sea demasiado tarde como para empezar a vivir de la forma que deseas y así poder cumplir tus propios sueños y no los de los demás.

Mi humilde consejo es que despiertes ahora mismo. Tu vida es breve. Mucho más de lo que crees. Por lo tanto se valiente, vive tus sueños desde la serenidad, pero vívelos sin reparo. Cumple todos los deseos que tengas en mente o al menos todos los que puedas. Intenta que los cumplidos sean muchos más que los que se puedan quedar sin cumplir. Pero que por tu intención y voluntad no quede. De tus elecciones y decisiones depende vivir la vida que quieres para ti. Estate atento a lo que decides en cada momento para comprender si realmente es lo quieres o no. Tu esencia interior te habla a cada instante y te muestra el camino que deseas seguir. Todos llevamos dentro un verdadero maestro (sabio) y deseoso de ayudarnos

¡Escúchalo, escúchate!

Tanto lo que decidas como lo que no formará tu vida entera al final de tus días.

Recuerda siempre que es ahora cuando tienes que hacer, deshacer e intentar todo lo que deseas. Es ahora cuando tienes el regalo de la salud. Desde el momento en que pierdas tu salud (y créeme que ese momento llegará) será tarde. La salud nos da la libertad de poder vivir. El problema es que muy pocos se dan cuenta de esta verdad hasta que es demasiado tarde y su salud ha comenzado a ceder.

Vive disfrutando de las personas que tienes a tu alrededor. Los amores, amigos, familia, compañeros de trabajo, conocidos y desconocidos. Todos cuentan. Disfruta del tiempo con tus hijos, con tu pareja y amigos. Simplifica tu vida para ser feliz. La ambición para mejorar tu vida no es mala si se mira desde la perspectiva acertada, pero trata de enriquecerte como persona principalmente, para después desarrollar todos los aspectos de tu vida (trabajo, metas, objetivos, etc…) no vivas obsesionado/a con ganar más dinero, tener más cosas o aumentar tu poder social. Todo llega desde la humildad. Tener más dinero no es nada malo, querer una casa en el campo o el mar es buenísimo, pero es más importante que comprendas  que todos estos objetivos siempre serán secundarios y no principales en tu vida por mucho que a veces te lo parezcan.

Tu objetivo real es crear más espacio en tu vida para el amor. Y gracias a eses espacio serás más feliz y más abierto a lo que la vida te depare.

Se valiente y no tengas miedo de nada ni de nadie. Expresa tus sentimientos hacia los demás. No reprimas nada. No te conformes con existir solamente. Eso es de mediocres y ni tú ni nadie lo es. Si te conformas nunca llegarás a ser lo que eres capaz de ser. Trata de ser sincero contigo mismo/a y con los demás. Tus relaciones mejorarán y quienes se tengan que alejar de ti, lo harán sin más. No ocurre nada. Al principio puede que algunas personas reaccionen mal ante tu sinceridad, pero créeme que quien de verdad te valora las aceptará y te demostrará su amor.

Cuando lleguemos al final de nuestra aventura vital, no echaremos de menos cosas o estatus social. Echaremos de menos personas, amigos y seres queridos junto con todas las experiencias vividas. Al final y al principio de todo, lo importante son las relaciones y el amor, nada más.

¡Permítete ser feliz ahora que puedes! SER FELIZ es una decisión y depende exclusivamente de ti, de nadie más.

El miedo nos mantiene atrapados en vidas que no queremos. Si el mayor riesgo que podemos tener en la vida ya lo llevamos con nosotros desde que nacemos, que no es otro que el propio hecho de vivir…

¿De qué más podemos tener miedo?

No tengas miedo a cambiar. Cambiar es natural, normal y necesario. El cambio es igual a la vida. Muchas personas viven una vida indeseada por miedo al cambio. Tener miedo al cambio es igual a tener miedo a la vida ¡Ve en busca de las risas y las “tonterías”, haz que vuelvan a tu vida y deja de tomarte todo tan en serio! La vida pasa y no te espera ¡Sube a su tren en marcha y disfruta la aventura! ¡Deja de preocuparte de una vez de lo que los demás piensen de ti!

¡No importa!

SONRÍE A LA VIDA. TU VIDA SERÁ LO QUE TU DECIDAS QUE SEA. ESA ES LA MAGIA QUE TODOS LLEVAMOS DENTRO Y QUE PODEMOS UTILIZAR AHORA MISMO Y PARA EL RESTO DE NUESTRA EXISTENCIA FÍSICA ¡ELIGE CONSCIENTE MENTE, ELIGE DE FORMA INTELIGENTE PARA TI, SACA EL MAESTRO QUE LLEVAS DENTRO Y DEJA QUE FLUYA, SE HONESTO CONTIGO/A, SE FIEL A TI MISMO/A Y VIVIRÁS SIN ARREPENTIMIENTOS TU VIDA, SEA COMO QUE SEA.

Antes de irme os dejo un enlace al libro que he escrito para enseñar a ser feliz a las personas de una forma honesta, real y sincera. Desde el lugar que propongo en el interior de esta obra se puede ser hallar la verdadera felicidad ocurra lo que ocurra en nuestra vida.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.